Plataforma ideológica actualizada de acuerdo a las decisiones y resoluciones de la Veidá Raaionit celebrada en Kiriat Iam, Israel del 6 al 10 de junio de 2014 – 8 al 12 de Siván de 5774.

DESCARGAR EN PDF

  1. “Hejalutz Lamerjav” es un movimiento juvenil judío (tnuá), sionista, jalutziano (pionero), socialista (kibutziano), apartidario, el cual activa conforme a los principios de la Organización Sionista Mundial, se nutre de los valores permanentes del judaísmo y se realiza a través de la aliá, priorizando la misma dentro de los marcos del Movimiento Kibutziano y sus ideales jalutzianos.
  2. La tnuá considera al pueblo judío una unidad donde quiera que este se encuentre, y cuyo destino común es Medinat
  3. La tnuá entiende que la dispersión es una expresión de anormalidad de la vida judía. La incorporación de los judíos de la diáspora a Israel es un proceso que podrá realizarse como consecuencia de diversos factores que el movimiento debe impulsar por medio de la labor educativa en el marco de la juventud judía.
  4. Entendemos por “aliá consciente” la acción que lleva al judío a retornar a Israel como producto de autoconvencimiento y de su deseo de vivir una vida judía plena basada en sus ideas, convicciones e interpretaciones propias sobre el judaísmo.

JUDAÍSMO

  1. La tnuá adopta una visión secular, la cual entiende al judaísmo como la expresión cultural del pueblo judío en todos sus aspectos: el histórico, el religioso, el ético, el idiomático, el nacional, entre otros. Acepta todo tipo de interpretación y entendimiento de las fuentes judías, incentivando el estudio y diálogo con las mismas.
    1. Dicha corriente (secular), y por lo tanto la tnuá, no rechazan, sino que respetan y dialogan con otras corrientes dentro del judaísmo.
    2. La tnuá, desde su posición de movimiento secular, ve dentro del judaísmo una amplia biblioteca de fuentes, compuesta por las creaciones judaicas a lo largo de la historia de nuestro pueblo – desde el tanaj, pasando por el talmud, los midrashim, las fuentes filosóficas de la Edad Media, hasta las creaciones modernas y contemporáneas.
    3. En la tnuá se da lugar a todo tipo de interpretación de estas fuentes que estén basadas en el sentido común, y que apunten, a través del pensamiento crítico, hacia una coherencia educativa auténtica y relevante. Auténtica en la identificación con la fuente e interpretación seleccionada, y relevante a las realidades e inquietudes de los javerim con respecto a ellos mismos, a la tnuá, a la kehilá, al pueblo judío, a Medinat Israel y al mundo en general.
    4. La tnuá exige e incentiva el estudio profundo y constante de las fuentes, no solo por los contenidos en sí, sino también como una vertiente de valores aplicables a la vida cotidiana.

SIONISMO

  1. La tnuá ve como una anomalía la existencia de un pueblo no autodeterminado y entiende por sionismo el activismo consciente en favor de la autodeterminación del pueblo judío en el Estado de Israel.
    1. La tnuá se define sionista, entendiendo que Israel es la mejor opción para la continuidad del pueblo judío. En este contexto fomenta la realización (aliá) personal y/o grupal de sus javerim.
    2. Se entiende como acción sionista de aquellos javerim que por motivos personales no concretan su aliá, el activismo comunitario basado en los valores sionistas.
    3. Debe existir una continuidad en el compromiso con los valores sionistas, tanto en la diáspora (tfutzot) como una vez realizada la aliá, es decir, para con la sociedad israelí.

EL HOMBRE Y LA SOCIEDAD

  1. Jalutziut: entendemos que los bogrim de la tnuá se desarrollan en un contexto en donde se enfrentan al desafío de superar la apatía. Por esto creemos que:
    1. En su esencia, el boguer tnuá debe ser jalutziano. En este aspecto, hablamos por definición de vanguardismo y pionerismo, significando esto crear, innovar, tomar nuevas iniciativas y luchar por ellas.
    2. Debe quedar claro que este concepto abarca todos los ámbitos de la vida del javer tal cual se reflejan en nuestra ideología filosófica y prácticamente hablando.
    3. La jalutziut debe extenderse más allá del marco comunitario judío.
  2. Kibutziut: en el proceso de construcción del Estado de Israel el Movimiento Kibutziano fue portador de un rol fundamental. La tnuá, como parte de dicho movimiento, aportó a la causa del asentamiento judío mediante la participación activa de sus javerim en el levantamiento de kibutzim. La evolución del kibutz brinda hoy una gran gama de elección: el kibutz tradicional, el privatizado con bases de protección y solidaridad social, el kibutz urbano, pequeñas comunas urbanas y rurales, kibutzim tradicionales rurales pero con particularidad ideológica de dedicación a tareas específicas educativas como modus vivendi, entre otros. En este contexto, la tnuá:
    1. Ve en el kibutz una de las más importantes opciones de aliá, dentro de la gama de opciones existentes acordes a nuestros valores y principios. Este, en su máxima expresión, representa nuestros valores e ideales sociales.
    2. Ve en la vida comunitaria no solo el aspecto económico, sino también el aspecto cultural, educativo, de contención, intelectual, entre otros, y por eso acentúa el valor de la vida en comunidad dentro de los valores kibutzianos.
    3. Apoya e incentiva a los olim en la tarea de desarrollar sistemas de organización comunitaria que breguen por los valores aquí expresados, entendiendo que los valores kibutzianos sirven como lineamiento de conducta más allá de la vida física dentro de un kibutz.
    4. El kibutz que abandone los parámetros de justicia y solidaridad social, en sus diversas modalidades formales, dejará de ser visto como tal.

ISRAEL Y LA PAZ

  1. Desde su creación, el Estado de Israel ha tenido que luchar por su existencia. Esta lucha se ha dado tanto en el mundo político como en el militar. Debido a este hecho, entendemos el presente apartado como parte integral de nuestra plataforma.
  2. La tnuá entiende que las relaciones ya existentes de coexistencia entre árabes y judíos deben ser el ejemplo y la base para una convivencia pacífica duradera. En dicho contexto, la tnuá:
    1. Reconoce la existencia del pueblo palestino.
    2. Reconoce el derecho de autodeterminación de los pueblos.
    3. Exige el respeto y cumplimiento de los derechos humanos.
    4. Repudia el terrorismo y el fundamentalismo en todas sus formas.
    5. Se opone a la ocupación de tierras y a la opresión de un pueblo sobre otro.
    6. Repudia los abusos en todas sus expresiones.
    7. Ve al diálogo y a la negociación como la forma de resolución de conflictos.
    8. Incentiva el estudio por parte del javer y la toma de una postura política fundamentada.
  3. La tnuá se declara sin reservas a favor de la paz, y se compromete a buscar activamente el camino para alcanzarla.
  4. Estos principios expresan valores que deben ser aplicados ante la toma de postura frente a cualquier conflicto.

APARTIDISMO

  1. Al definir nuestros objetivos señalamos también el sendero para alcanzarlos. El apartidismo es una posición activa y dinámica, consecuente en su planteamiento ante la realidad diaspórica e israelí, independiente de todo sectarismo político.
    Creemos que es anómala y negativa la división del movimiento jalutziano en base a una educación política partidaria que, emulando a los partidos políticos de Israel, crean en la diáspora una imagen parcial y lejana de la realidad en el joven activista y lo condiciona a luchas internas que atentan contra la unidad y la realización práctica del movimiento jalutziano.
    Tomando en cuenta los valores que el movimiento impone, educamos hacia la libertad de pensamiento dentro de nuestros preceptos mediante el análisis serio, el estudio y el conocimiento profundo de problemas que nos inquietan como judíos, sionistas y ciudadanos del mundo.
    Reconociendo el derecho de libre definición, creemos que solo en Israel, a través del contacto directo con la realidad, puede un javer identificarse con un partido político determinado y actuar consciente con la vida cívica.
  1. No obstante, la tnuá apoya a aquellos partidos políticos en Israel que coincidan con la esencia de nuestra plataforma.
    Reconociendo la problemática política y económica que representa nuestra posición apartidaria, relevamos y exigimos derechos legítimos a la Hanagá Elioná para que pueda alinearse a distintos posicionamientos de los partidos políticos, siempre y cuando coincidan con nuestros principios e intereses, con el fin de poder tener representación en todos los ámbitos relevantes e institucionales de la Sojnut Haiehudit y de la Organización Sionista Mundial. Todo esto con el fin de acceder a los beneficios correspondientes y poder a su vez tener la posibilidad de influir, por derecho, en el quehacer político sionista, manteniendo a su vez una postura independiente en los lineamientos ideológicos y educativos.

ROL DEL MADRIJ

  1. El madrij es aquel que cumple por convicción la función de nexo entre todo aquello que la tnuá postula y el janij. Es indispensable que el madrij se encuentre predispuesto a los siguientes condicionantes que creemos constitutivos del concepto:
    1. Capacitarse acerca de las temáticas que a la tnuá le interesan (ideología, historia del pueblo judío, sionismo, cultura general, etc.)
    2. Activar y comprometerse a través de los valores judeo-sionistas con la tnuá y hacia la propia comunidad a la que pertenece.
    3. Tomar conciencia de la acción de estudio y reflexión, que es cardinal y de primer orden, no solamente en éste rubro sino en todos los del quehacer tnuatí, para que nuestras afirmaciones y tareas sean serias y con conocimiento de causa. Es bandera de la tnuá el estudio permanente por parte de sus madrijim y bogrim.
  2. La tnuá entiende que el periodo de hadrajá es parte integral del proceso educativo.
  3. En cuanto a la educación con el ejemplo: el madrij exhibe como ejemplo no más que el propio ser humano que es él, construyendo, planteándose interrogantes, movilizándose, afrontando contradicciones y utilizando permanentemente la crítica constructiva.
  4. La relación del madrij con el janij debe superar y trascender la peulá misma, el madrij debe ser consciente de que su rol es parte de la vida del janij y por lo tanto debe interesarse en sus cuestionamientos y problemáticas. Acercarse a la persona y alma del janij es el primer paso en el proceso educativo que la tnuá Se es javer tnuá en general y madrij en particular, más allá del tiempo y el espacio.

Última revisión: 08/03/16